Mi historia

Sobre el autor

Nací en Lima, Perú y estudié Ciencias de la Computación en la Universidad Nacional de Ingeniería y Universidad Católica de Lima. Actualmente vivo en Tampa, Florida, donde trabajo como ingeniero de software para una importante corporación multinacional. Desde muy joven me interesó la historia y el lenguaje, así como las matemáticas y la ingeniería, lo que me llevó a analizar las complejidades de las lenguas europeas.

Como hispanoparlante que estaba aprendiendo inglés, me encontré con las mismas dificultades de inconsistencia en la pronunciación con la que todos debemos lidiar. Una vez, estando en Pensilvania, intenté ir al Reading Railroad (famoso por ser uno de los 4 ferrocarriles del Monopoly). Entonces, le pregunté a alguien cómo ir allí y me dijeron «bueno, no es el Ferrocarril de [Riding], es el Ferrocarril de [Reding]». Y le pregunté a esta persona «¿Por qué?» y él respondió: «No lo sé». Entonces, pensé ¿por qué la misma combinación de letras se pronuncia de dos maneras diferentes? Y esta pregunta me impulsó a comenzar a investigar un poco y a tratar de averiguarlo por mí mismo porque nunca me han dicho cual era la causa de esta inconsistencia.

Nunca pensé en el inglés como un idioma irregular, siempre pensé que había reglas tan complejas que no las entendía, y ese siempre ha sido mi punto de vista básico, y lo que me movió a iniciar mi investigación.

El español y otros idiomas europeos, usan las vocales como bloques de construcción para crear palabras. Sus sonidos son claramente diferentes y consistentes entre su forma escrita y su pronunciación.

El inglés sufrió eventos históricos que determinaron su presente pronunciación. En el libro «Enigmas of the English Alphabet» recorro los hechos históricos más importantes como la invención de la imprenta, la eliminación de sus antiguos acentos y el invaluable aporte de autores como Shakespeare al vocabulario inglés, para formar una guía única que ayuda a todos los alumnos de este idioma a mejorar notablemente su fluidez y pronunciación.

Fotografía correspondiente a la terminal de Reading en UK, la cual da su nombre a la ciudad homónima en Pensilvania.