Esta es una transcripción del episodio 2 de la serie ‘Enigmas del alfabeto inglés’ donde intento dilucidar cómo resolver los inconvenientes que trae la pronunciación irregular del idioma inglés.

En el episodio 1 vimos que más de mil millones de personas aprenden inglés como segundo idioma; vimos que el inglés no tiene reglas oficiales de ortografía; y que de acuerdo al editor del diccionario de lengua inglesa Merriam-Webster, no existen libros que traten sobre la concordancia entre la escritura y la pronunciación del inglés.

Yo continué con mi investigación sobre las reglas ortográficas del idioma inglés. Lo que quería saber era si en realidad existieron alguna vez reglas para la ortografía del inglés, lo cual yo siempre supuse que era cierto a pesar de que siempre se me había dicho que no había un estudio sobre el tema. Continué leyendo algunos libros, como por ejemplo ‘The Loom of Language’ de Frederick Bodmer y ‘The Mother Tongue: English and How It Got That Way’ de Bill Bryson, entre otros libros de otros lingüistas de todo el mundo.

Uno de los puntos principales de discrepancia fue cómo responder a la pregunta: ¿son 5 vocales una escasez? Frederick Bodmer y otros lingüistas se preguntan por qué hay solamente 5 vocales en el alfabeto latino, ya que lo consideran una escasez. En realidad es una buena pregunta: ¿por qué hay solamente 5 vocales? En español aprendemos a muy temprana edad que A E I O U son las vocales, y que cada una de ellas tiene solo un sonido asociado. Fue allí cuando empecé a buscar conceptos fundamentales, y me dirigí al diccionario para ver la definición de la vocal ‘A’ en el diccionario Merriam-Webster en inglés, y en el diccionario de la Real Academia Española.

En el diccionario Webster la definición de ‘A’ es:

The first letter of the English alphabet

es decir, la primera letra del alfabeto inglés. Es una definición, pero es una definición bastante limitada, y definitivamente no es una definición funcional. Al leerla, no nos brinda ninguna indicación de lo que es la vocal. Solamente nos dice que es la primera letra del alfabeto. Hice la misma búsqueda en el alfabeto de la Real Academia Española, la cual define la vocal ‘A’ de la siguiente forma:

Primera letra del abecedario español que representa el fonema vocálico abierto central

En principio, es la misma definición, pero nos agrega una información importante para descubrir su sonido. Fonema significa que es un sonido representado por una letra; vocálico significa que es un sonido usa las cuerdas vocales para ser emitido. Es una definición un poco mejor que la del diccionario Webster en inglés. En esa época, noté que había salido publicado online el ‘Diccionario de Autoridades‘ español de 1726, la primera publicación oficial de un diccionario de la Real Academia Española. Allí, en el siglo XVIII, definían la vocal ‘A’ de la siguiente forma:

Primera letra del alfabeto, no solo en nuestra lengua castellana sino en las demás que se conocen. En la hebrea se llama Aleph, de quien la tomaron los árabes llamándola Aleiph, los indios Alephu, los fenicios Alioz y los griegos bajo el nombre de Alpha. Los latinos dicen ‘a’ sin otro aditamento, y del mismo modo se expresa en las lenguas italiana, francesa, teutónica, eslava y de otras naciones. En el orden, es la primera letra, porque es la que la naturaleza enseña al hombre desde el punto de nacer para denotar el llanto, que es la primera señal que da de haber nacido. 

¡Esta es una definición mucho más interesante! Dice que es la primera letra porque es el primer sonido. ahora bien, este es el diccionario de 1726, con lo cual podemos inferir perfectamente que este conocimiento viene de antes. Este es el conocimiento tradicional de la lengua latina. La definición es mucho más extensa que el extracto señalado, y hacia el final agrega:

El sonido que resulta de la pronunciación de la A viene formado desde la arteria (es decir, desde la garganta) y suavizado conforme va saliendo del paladar; se despide por la boca con solo abrirla con más blandura y más remiso (es decir, más suelto) que al principio.

Básicamente dice que hay que abrir la boca y el sonido de la A sale naturalmente. El diccionario de 1726 da una definición funcional acerca de la vocal, lo cual no hace ni el diccionario de Marriam-Webster ni el diccionario moderno de la Real Academia Española. El diccionario explica cómo emitir los sonidos en todas las entradas correspondientes a las vocales.

Continuando con mi investigación, había logrado identificar que estas 5 vocales representadas en el alfabeto, se pueden llamar ‘las 5 vocales puras’, porque son puntos de máxima resonancia de los sonidos vocales. Es decir, estas 5 posiciones articulan sonidos que son bastante fuertes, son fácilmente diferenciables, y eran usados en la antigüedad porque aumentaban el volumen de la voz. Sabemos que se usaban en celebraciones religiosas para hacer invocaciones, por ejemplo. También se utilizaban en la declamación, en el teatro griego y romano, y hoy en día son importantes en la ópera. Son los puntos más fuertes de pronunciación. Entonces, esta es la razón de que haya 5 vocales representadas en el alfabeto latino, que es la identificación de los 5 puntos de máxima resonancia que puede emitir el ser humano.

La definición de vocal es la de un sonido emitido sin interrumpir el flujo del aire utilizando las cuerdas vocales. Estos sonidos son modificados por la posición de la boca. Según una persona va cambiando la posición de la boca, la mandíbula, el paladar, los sonidos de las vocales van cambiando. Las 5 vocales son, entonces, los puntos de máxima resonancia.

Pero entonces, ¿cuántas vocales existen en el idioma inglés? Si vamos a hablar de sonidos vocales, puede haber una gran cantidad de sonidos, ya que cada sonido emitido a través de la vibración de las cuerdas vocales puede considerarse una vocal. La diferencia entre los puntos de máxima resonancia y el resto de los sonidos que pueden emitirse a través de la vibración de las cuerdas vocales es similar a cuando uno observa los colores del arcoíris: cuando uno observa los colores del arcoíris, de lejos observa solamente 7 colores. Pero la realidad es que hay más colores entre cada uno de estos: hay fases, transiciones, entre los colores. Esto mismo pasa con las vocales: cuando uno no las pronuncia en su máximo punto de resonancia sino con alguna variación.

Aquí es importante hablar de la ‘Schwa’, que es el sonido básico cuando la boca está completamente relajada y uno emite un sonido a través de las cuerdas vocales, emitiendo un sonido neutro que es típico en muchas personas cuando dudan sobre lo que van a decir a continuación. 

Al continuar con la investigación, descubrí antiguas reglas del latín que se aplicaban en el inglés: el inglés antiguo que se hablaba antes del año 1000 seguía las reglas del alfabeto. Las 5 vocales se pronunciaban como se pronuncian actualmente las del idioma español, y además añadían símbolos para representar otros sonidos que no estaban representados en el alfabeto latín. Revisando la historia del idioma inglés, entendí cómo evolucionó y se convirtió de un idioma regular a un idioma irregular. Es decir, un idioma que no sigue reglas generales para representar sus palabras. Inicialmente sí seguía reglas, pero con el tiempo se deshizo de ellas. Hubo un proceso, una evolución a través de la cual se convirtió en un idioma irregular y perdió los símbolos especiales que utilizaba.

En ese momento, escribí un artículo titulado «Secretos del alfabeto inglés» que fue publicado en la revista Glosas de la Academia de la Lengua Española de Estados Unidos. El artículo se enfocaba en la historia de la ortografía inglesa y cómo esta afecta de alguna manera a las otras lenguas debido a la difusión de su uso. En el español las reglas de la ortografía son bastante claras, a diferencia del inglés. Después de esto, escribí el libro «Secretos del alfabeto inglés», publicado en 2006, y finalista en el área de Educación de la revista ‘Foreword Magazine’, que es una revista especializada en publicaciones independientes. Este libro explora datos desconocidos acerca de la ortografía y de la pronunciación del inglés, y que pueden ayudar a los estudiantes a entender mejor y mejorar la pronunciación del inglés.

Este podcast está destinado a presentar los datos de este libro, de modo que puedan ayudar a las personas que estudian inglés como segundo idioma a entender un poco mejor los sonidos y la ortografía del inglés y mejorar su pronunciación.

Los invito a escuchar los próximos episodios para conocer más datos, y explorar la evolución del idioma inglés.

Share This