La razón por la que es tan difícil aprender inglés es una sola: es un idioma irregular, en el que es necesario aprender cada palabra de forma individual, y las reglas de pronunciación que aprendemos para una palabra no sirven para el resto. Pero esta dificultad no es exclusiva para los estudiantes de inglés como segundo idioma, sino que también es un desafío para los hablantes nativos. Los niños pasan muchísimas horas estudiando cada palabra de forma particular, luchando contra las irregularidades de su propio idioma. Si el inglés es tan difícil para los angloparlantes, ¿qué nos queda a los estudiantes del inglés como segundo idioma?

¿Qué significa que el inglés sea un idioma irregular?

¡Probablemente quieras abrir Google Translate en una ventana distinta mientras lees este artículo! Comencemos con ‘pint’, palabra más que importante para hacer un pedido en un bar o restaurante. Si escuchamos en Google Translate la pronunciación adecuada de ‘tint’, ‘mint’, y ‘flint’ todas estas palabras se pronuncian con una «i». Pero si escuchamos ‘pint’, se pronuncia [paint]. La explicación más probable es que en francés, ‘pinte’ era la antigua unidad de medida de capacidad para los líquidos, pero la ‘in’ en francés implica una nasalización de la vocal que la acerca más a una «a» que a una «i». El inglés, a causa de la influencia del francés en los años de la invasión normanda en el siglo XI, adoptó innumerables vocablos de esta lengua. Pero no solo adoptó vocablos, sino que además, gracias a su increíble flexibilidad, también adoptó sonidos y nuevas vocales. En consecuencia, ‘pint’ se pronuncia distinto al resto de las palabras con similar ortografía, por haber sido incorporada de otro idioma.

Algo similar ocurre con el nombre ‘Sean’, que se pronuncia [shon] casi como ‘John’. Aquí la explicación es el origen del nombre, el cual proviene del gaélico ‘Seán’. Menos evidente es la pronunciación del nombre inglés (poco habitual) ‘Patton’ que se pronuncia [patton] por tener la doble «t» pero que al tener una «a», muchos ingleses lo pronuncian equivocadamente ‘pay-ton’ [peiton] (porque [ei, bi, ci, di…]).

Las palabras ‘slaughter’ y ‘laughter’ solamente difieren en la «s» inicial, pero se pronuncian de forma completamente distinta. En este caso, lo que ocurre es que la primera proviene del alemán ‘schlachten’, y en su incorporación al inglés sufrió una transformación en la pronunciación.

Si hablamos de sonidos irregulares, la combinación de letras con mayor variedad de sonidos probablemente sea ‘ough’. Podemos pronunciar la frase Take your dough through the borough of Slough, hiccoughing and coughing thoughtfully’ sin repetir jamás dos veces el mismo sonido para los distintos ‘ough’ que encontramos. Básicamente, todo lo contrario al ‘Rhabarberbarbara’ alemán. Otro caso de una consonante que no se comporta como uno esperaría es ‘lamb‘, donde la «b» final es muda.

Y aquí, estimados hispanoparlantes, un pequeño desafío: sin consultar primero Google Translate, ¿cómo pronunciarían la palabra inglesa ‘segue’? Empecemos por definirla correctamente: ‘segue’ es utilizada en el ámbito musical o cinematográfico para describir una transición ininterrumpida de una pieza musical hacia la otra. Por ejemplo, “allow one song to segue into the next”. Pues bien, su pronunciación correcta es [seguei], y la razón es que proviene directamente del italiano, ‘che segue’ [ke segue], “que sigue”, del verbo italiano ‘seguire’.

Por último, los invito a pronunciar primero ‘floor‘ y ‘door‘. Luego, ‘loop‘, ‘hoop‘ y ‘scoop‘. Y por último, ‘blood‘ and ‘flood‘. La misma grafía, incluso la misma posición en la palabra, tiene 3 sonidos vocálicos completamente distintos. Quizás la mayor reunión de palabras irregulares en el menor espacio posible es la que existe en el poema ‘The Chaos’, del linguista neerlandés Gerard Nolst Trenité, escrito a princpios del siglo XX. El poema contiene 800 irregularidades que desconciertan no solo a los estudiantes del inglés como segundo idioma, sino también a los angloparlantes, especialmente en edad escolar, durante la cual el desafío para aprender palabra por palabra es titánico. ¿Por qué es tan difícil aprender inglés? Aquí, la respuesta más gráfica posible:

¿Cómo superar las dificultades al aprender inglés?

Ha quedado claro que aprender a pronunciar palabra por palabra es una desventaja significativa del idioma, pero entonces ¿por qué es la lingua franca?

A pesar de su dificultad, el inglés posee uno de los vocabularios más amplio que exista. Gracias a su flexibilidad, adoptó vocablos del latín, italiano, alemán, francés, español y hasta del árabe. El Oxford English Dictionary recopila más de 600,000 vocablos a lo largo de la historia del idioma. Una gran cantidad de distintas culturas encuentran palabras familiares al estudiar inglés como segundo idioma. Quizás por eso sea la lengua más estudiada del mundo: el British Council estima que 1 de cada 4 personas en el mundo estudia inglés. 

Además, los phrasal verbs permiten construir frases simples con significados sumamente específicos. Aquí, el idioma muestra una debilidad y una virtud: la debilidad es que los phrasal verbs deben ser aprendidos de memoria ya que su significado no puede ser inferido de las palabras que lo componen. y la virtud es la capacidad de generar más sinónimos, y terminos más específicos para definir una acción o situación específica.

La dificultad para inferir el significado a partir de las palabras que los componen queda en evidencia en el siguiente pasaje:

between putting something down (suppression) and putting it back (replacement, restoration), putting it over (conveying its significance), and putting it on—you can put on a manner, or a garment, or a light, or value, or weight, or a play. To put something out means to extinguish (a fire) or dislocate (a shoulder joint); to put someone out means to irritate or inconvenience, but also to eliminate your opponent from a tournament or render a patient unconscious. Someone who ‘puts out’ is relaxing his or her virtue. You have to marvel at the unique lunacy of a language in which your house can burn up while it’s burning down, forms are filled out by being filled in, and an alarm that’s gone off is still going on. And this is just the beginning.

Dado que la gramática inglesa nos permite expresarnos con un alto grado de precisión, es posible decir que es nuestra aliada. Es necesario estudiarla puntillosamente, pero esto es verdad para cualquier idioma del mundo. Si para expresarnos el inglés juega a nuestro favor, entonces solamente queda un obstáculo por superar: hacernos entender al hablar, y comprender a otras personas que nos hablan.

¿Cómo mejorar la pronunciación en inglés?

Mejorar nuestra pronunciación del inglés tiene 2 ventajas: por un lado, nos permite ser más claros al hablar, y por el otro nos ofrece la posibilidad de comprender mejor a otras personas, especialmente hablantes nativos del idioma.

Existen varias dimensiones para ahondar en el camino de mejorar nuestra pronunciación, pero existen 2 factores fundamentales: el stress y las vocales. El stress es la forma en la que los angloparlantes hablan y se entienden: estresar correctamente las principales palabras en una oración cambia el significado de lo que queremos decir. Por otro lado, relajar el stress sobre otras palabras permite hablar más fluido y claro.

Pero vamos a enfocarnos en las vocales. El inglés posee entre 15 a 20 sonidos vocálicos. La cantidad varía si nos referimos al inglés americano (donde generalmente podemos encontrar 15 o 16 sonidos) o al inglés británico (donde el idioma puede alcanzar las 20 vocales mencionadas, dependiendo la fuente a la que consultemos). Claramente, esto significan muchas más que las 5 vocales que conoce un nativo del español, italiano o ruso.

Muchas veces los estudiantes se concentran en las consonantes, generalmente sin advertir que confunden consistentemente el sonido de las vocales. Mucha gente piensa que ‘sit‘ y ‘seat‘ se pronuncian igual, como también ‘pool‘ y ‘pull‘, o ‘pen‘ y ‘pan‘, ‘port‘ y ‘pot‘, ‘duck‘ y ‘dark‘. La clave, en muchas de estas diferencias, es la duración de la vocal. En otras, la posición de los labios y la lengua.

La posición de la boca

La posición de la boca al pronunciar las vocales en el idioma inglés juega un papel fundamental en el sonido que obtendremos como producto final. Cambios imperceptibles en la boca pueden producir grandes variaciones de sonidos. 

Para describir el movimiento de la lengua, hacemos referencia en primer lugar a la posición vertical de la misma: alta, media o baja. Luego, podemos hablar de la «extensión», o qué tan cerca llega a estar de los labios: posición frontal, central o trasera. Por ejemplo:

  • /æ/ como en ‘cat’ es una vocal baja y frontal. La parte más activa de la lengua se ubica en la región baja y frontal de la boca.
  • /ʌ/ como en ‘cut’ es una vocal media y central. La lengua descansa en el medio de la boca en una posición neutral.
  • /uw/ como en ‘boot’ es una vocal alta y trasera. La lengua ocupa un espacio muy retrasado en la boca, desde donde se eleva físicamente hacia el fondo del paladar.

La siguiente imagen es conocida como el «triángulo vocálico», a pesar de tener una forma de paralelogramo irregular. Este gráfico se divide en 9 regiones, las cuales representan el espacio que ocupa la lengua al hablar.

Las vocales que aparecen más próximas entre sí en el diagrama anterior tienden a generar mayor confusión entre los estudiantes de inglés como segunda lengua que siguen estos métodos tradicionales. Por ejemplo, muchos estudiantes pueden confundir sheep (/iy/) con ship (/ɪ/) pero dificilmente confundan sheep con shop (/ɑ/)

La posición de los labios

La posición de los labios es fundamental para la pronunciación. Si al exhalar aire de forma neutra formamos un círculo con los labios, produciremos un sonido completamente distinto del que surge si abrimos los labios de lado a lado.

Para una referencia completa sobre cómo colocar los labios en la pronunciación de cada vocal según el sistema tradicional, se puede consultar la página 5 del siguiente link.

Vocales tensas y vocales relajadas

Las vocales que se producen más en los extremos del paladar (ya sea en la parte alta o baja) tienden a ser más tensas, mientras que las vocales que están más cerca del sonido de la Schwa, que simplemente requieren que el aire pase por la garganta y resuene en las cuerdas vocales, son más relajadas.

Vocales simples, vocales de transición y diptongos

Las vocales simples son las que emiten un solo sonido (como en bad), mientras que las vocales de transición son las que fluyen de un sonido vocálico a otro (como en day). 

¿Cómo mejorar mi pronunciación del inglés?

El método tradicional de enseñanza es la repetición de cada palabra de forma individual. Como todos los profesores de inglés nos han dicho en algún momento de nuestro aprendizaje: “repeat with me“. Pero si cada palabra tiene una pronunciación única, aprender palabra por palabra implica plazos muy largos de aprendizaje.

La siguiente alternativa que ofrecen los cursos o los profesores tradicionales es aprender el alfabeto fonético internacional. Pero esta alternativa cuenta con 2 desventajas: la primera es que cada diccionario adopta formas distintas (no existe una única forma de representar los sonidos), complicando el aprendizaje y a veces dejando nuestro conocimiento sin ninguna utilidad, dependiendo el método al que adhiera cada diccionario o sitio web; la segunda es que el alumno se ve obligado a aprender un alfabeto completamente nuevo, duplicando el tiempo de aprendizaje.

Es por ello que he creado un curso de inglés online con un método revolucionario, con carácteres que son familiares e intuitivos, y que acortan el tiempo de aprendizaje significativamente. Mi compromiso es que luego de 24 horas de curso de inglés online, tu pronunciación puede mejorar drásticamente, y en el futuro será más fácil para ti aprender nuevas palabras. Para medir tu avance, vamos a leer una frase al inicio del curso y al final del mismo, para que puedas escuchar tu mismo el progreso realizado!

El curso de inglés online se denomina PhonicSense, ¡por lo intuitivo que resulta desde el punto de vista de la fonética luego de aplicar los conocimientos ganados! Para acceder al curso, puedes hacer clic aquí.

Mucha suerte en este camino de aprendizaje, ¡y espero que nos encontremos dentro del curso! Además de las lecciones, tendrás acceso a una comunidad de estudiantes con las mismas inquietudes y desafíos que tu, ¡para poder mejorar el idioma día a día aún después d ehaber finalizado el curso!

Share This